"El arte cinematográfico se parece a la música más que a cualquier arte" (Charles Chaplin)

JOHN WILLIAMS

     Quizás  (1932) sea el compositor más popular con más éxitos conseguidos, a través de sus más de cincuenta años de carrera. Comenzó en series de televisión en los años cincuenta y primeros de los sesenta, firmando como Johnny Williams.



John Williams

     Con la comedia Cómo robar un millón y... (1966), de William Wyler, empezó a destacar en la industria; pero su éxito internacional no llegaría hasta 1972 con la película La aventura del Poseidón. A partir de este film se encasillaría en el género de catástrofes, firmando los siguientes films: Terremoto (1974), El coloso en llamas (1974) y Tiburón (1975). Todos ellos ya en la historia de las películas más taquilleras.
     De sus obras anteriores, destacaría de su filmografía: Jane Eyre (1970), El violinista en el tejado (1971) con su primer Oscar, Un largo adiós (1973) y, sobre todo, Loca evasión (1974), por ser la primera colaboración con el director Steven Spielberg, con quien llegaría a crear un binomio lleno de éxitos comerciales y obras maestras: Encuentros en la tercera fase (1977), En busca del arca perdida (1981), E.T., el extraterrestre (1982), Indiana Jones y el templo maldito (1984), Parque Jurásico (Jurassic Park) (1993), La lista de Schindler (1993) o A.I. Inteligencia Artificial (2001) entre otros.
     Gracias a S. Spielberg conoció a Georges Lucas, gran amigo del director, que le recomendó para su futura gran epopeya sobre las galaxias. Este no lo dudó, y con él entraría por la puerta grande en el
género de la ciencia ficción con la saga de Star Wars. Esta unión creativa sigue vigente, ya que para el 2019 tienen firmado el compromiso de continuar hasta el episodio IX de La Guerra de las Galaxias.

     Son tantos los films creados por J. Williams en los últimos 20 años del siglo pasado, que sería un aburrimiento detallar todas sus buenas bandas sonoras.
     Ya en este nuevo milenio empezaría con otra saga, la de Harry Potter. De nuevo da en la diana y se lleva a un nutrido público adolescente que le seguirá hasta nuestros días.
     Yo no tengo la menor duda de que J. Williams ha contribuido mayoritariamente a la venta y al coleccionismo de discos de bandas sonoras. Sus discos han sido de los más vendidos dentro de este apartado, gracias a las sagas de Star Wars, Tiburón, Superman, Parque Jurásico o Harry Potter entre otros  y La lista de Schindler enparticular.
     Aparte, ha dado grandes conciertos alrededor del mundo y es una persona accesible, no lleva esa aureola de divismo que tiene  por ejemplo.
     Su gran rival para los aficionados al mundo de la banda sonora podría ser . Los dos fueron mano a mano artífices de una basta cantidad de películas de similares géneros en una misma época, como así ocurriría en el mundo del pop con   y . También cada uno era distinto en sus trabajos, mientras uno era más sinfónico y comercial, el otro era más intimista y arriesgado.
     Siempre se ha considerado que las principales influencias del señor Williams vienen de  y . Pero para mí, sobre todo, estaría también  y su gran obra Los Planetas, creados en el 1916. Como ejemplo quiero que hagáis un pequeño ejercicio sensorial: cerrad los ojos y escuchad Marte, parecerá que estáis enfrascados en medio de una guerra galáctica contra La Estrella de la muerte en el espacio sideral.



     Y otro ejemplo sería con Neptuno, decidme si no os parece que estáis investigando los Encuentros en la tercera fase mientras escucháis su música.





STARDUST MEMORIES (Temas musicales)
     La banda sonora de Tess (1979) corresponde al compositor francés  (1945). Desde su primer film es un fiel colaborador de cineastas franceses como Claude Sautet, Bertrand Tavernier, André Techiné o Jacques Doillon entre otros.
     De sus films más renombrados cabe destacar los siguientes: Las cosas de la vida (1970), su primera película y donde Romy Schneider canta su inolvidable canción La chanson d'Helene; En busca del fuego (1981), El oso (1988) o La caja de música (1989), con un elaborado trabajo sobre la música judía.

     Con Roman Polansky colaboró en tres ocasiones: El quimérico inquilino (1976), Piratas (1986) y la mencionada Tess. Esta película le abre definitivamente las puertas a la cinematografía internacional con su nominación a los Oscars. Es una partitura sinfónica llena de romanticismo, muy bella y con momentos verdaderamente dulces como la melodía que Angel Clare toca con una flauta la canción polaca: "Laura i Filon".
     La película está basada en la novela romántica de Thomas Hardy, Tess of the d'Urbervilles. Libro que Sharon Tate regaló a su marido R. Polansky, antes de ser asesinada por Charles Manson, haciéndole ver que sería una buena película. Es por ello que al comienzo de la película hay una dedicatoria: "a Sharon".

THAT'S ENTERTAINMENT (Musicales)
     Con Moulin Rouge (2001) vuelve el clásico cine musical americano por la puerta grande, aunque en esta ocasión sea una producción australiana, donde las canciones entran dentro del argumento y son interpretadas por actores que no son profesionalmente cantantes. Su director, Baz Luhrmann, ya había realizado anteriormente otro musical, El amor está en el aire (1992), menos popular pero no por ello menos interesante para el aficionado del cine musical.
     En esta ocasión consigue, gracias a una excelente y creativa dirección artística, ofrecernos una película llena de colorido dentro de una amalgama kitsch, con canciones pop escuchadas anteriormente y con una historia melodramática basada, veladamente, en la ópera de  "La Traviata" y la novela "La dama de las camelias" de Alejandro Dumas (hijo).

     Quizás sea la música pop lo que la hace diferente a lo anteriormente visto en el cine. La historia se desarrolla dentro de una ambientación clásica, pero sus canciones son hits de la historia del pop de nuestros días. Podemos escuchar Your Song, Nature Boy, Diamond Dogs, Rhythm Of The Night, Like a Virgin, Roxanne, The Show Must Go On, One Day I'll Fly Away o el famoso Lady marmalade de Christina Aguilera, Lil' Kim, Mya y Pink, entre otras muchas, y oír las voces de  Rufus WainwrightBono, David Bowie o Fatboy Slim, aparte de todo el elenco protagonista, destacando a Nicole Kidman y Ewan McGregor. También conviven unos medleys donde encontramos temas clásicos del género musical como Love Is A Many Splendored Thing, Diamonds Are A Girl's Best Friend o The Sound of Music.
     El compositor del score, Craig Armstrong, que ya había colaborado como arreglista en el anterior film de  B. Luhrmann Romeo + Julieta de William Shakespeare (1996), volvería a trabajar de nuevo con él en la superproducción de la excesiva El gran Gatsby (2013).
     C. Armstrong es un compositor actual que también ha colaborado en la música moderna con grandes artistas musicales como ,  o Massive Attack. Así como en el ámbito cinematográfico ha compuesto la música de Love Actually (2003) , World Trade Center (2006), Elizabeth: La edad de oro (2007) junto a  , In Time (2011) y sobre todo Ray (2004), el biopic de , con la que consiguió un Grammy por su banda sonora.

     Gato Barbieri es un renombrado saxofonista de jazz latino y un claro exponente del músico de jazz en la banda sonora del cine. Argentino como , con quien trabajó en su juventud, en muy pocas ocasiones ha colaborado con la industria cinematográfica, pero tan solo con el film El último tango en París (1972) ha llegado a la cumbre de la música de cine.

     La banda sonora es fabulosa dentro y fuera de la pantalla, como partitura expresa perfectamente las situaciones o el sentimiento de los protagonistas, como en el rodaje con lluvia, el tango, la persecución final, etc... hasta en la escena del duelo de más de seis minutos, que no tiene música hasta el final de la secuencia, está perfectamente organizada. Y como soundtrack para escuchar en casa es muy bueno, un disco de jazz sensual que se escucha por sí solo.
     La película ha pasado a la historia del cine por su aureola de erotismo, por la famosa escena de la mantequilla, no nos olvidemos de que nos encontramos al comienzo de la década de los 70 y que por entonces el cine erótico estaba en su efervescencia, pero no nos quedemos ahí. El film es una gran película dramática donde la psicología de los protagonistas cobra un singular relieve en el argumento, junto a una de las mejores interpretaciones de , la fotografía de Vittorio Storaro y como no, la música de G. Barbieri. Todo ello bajo la profesional dirección de Bernardo Bertolucci, un director que comenzó su carrera junto a Pier Paolo Pasolini, con quien llevaría una carrera paralela en sus inicios, ambos eran considerados poetas, intelectuales y del mismo signo político.
     Con su anterior película El Conformista (1970) alcanzaría el reconocimiento internacional al ser nominado su guión para los Oscar de aquel año y ganar el premio de la Academia de Cine italiano, el David de Donatello. Con El último tango en París (1972) sería nuevamente nominado a los Oscar, esta vez como director.


Enlace descarga soundtrack (TORRENT): pincha aquí

OVER THE RAINBOW (Cine diferente)
     El prestigioso fotógrafo David Hamilton es reconocido mundialmente por publicar, sobre todo en la década de los setenta, una serie de libros de fotografías muy personales, donde la sensualidad se manifestaba en cuerpos femeninos desnudos o semidesnudos, principalmente en el periodo adolescente. Su estilo es inconfundible: colores cálidos y suaves, atmósferas difuminadas, el grano grueso del objetivo y, sobre todo, modelos escuálidas y jóvenes retratadas en un paisaje rural. Su trayectoria fue muy convulsa, por una parte era un artista al que se lo rifaban los mejores galeristas de Nueva York, París o Londres. Y por otra, era moralmente enjuiciado por la sociedad puritana de los países donde exponía.

      Aparte de colaborar como director artístico en revistas de moda como Elle, realizó varias películas en el periodo de los setenta y ochenta. La primera de ellas, Bilitis (1977), quizás sea la más famosa. Es la daptación cinematográfica de una colección de poemas eróticos de Pierre Louÿs, "Les chansons de Bilitis", que a su vez están tomadas de versos de la poetisa griega Safo. Reconstruye perfectamente el estilo hamiltiano en pantalla grande. Sumémosle a esto el acompañamiento de una cuidada melodía sensual, ligera y armoniosa, con coros característicos de la época, compuesta por todo un maestro de la melodía romántica, , y nos encontramos con un film hermoso, sensual (casi erótico) que competía por entonces con la moda del cine de destape: Emmanuelle (1974)Historia de O (1975), ambas de Just Jaeckin. Pero en esta ocasión, el director no era solo un realizador, sino un fotógrafo profesional que le dio una personalidad distinta a su obra.
     Más adelante filmó otras cuatro películas más, muy similares entre ellas, pero ninguna logró el éxito que consiguió con Bilitis (1977). Según mi opinión, la gran diferencia fue debida a su banda sonora, hay escenas verdaderamente hermosas como la de las bicicletas, el árbol o la escena de amor. Su música sigue siendo una de las mas populares de su autor, junto con su mayor éxito Love Story (1970) con el que consiguió el Oscar.
     Comenzó su carrera con la gran partitura de Un hombre y una mujer (1966)  de la mano de Claude Lelouch, con quién sigue colaborando en la actualidad. Al que siguieron Vivir para vivir (1967), Toda una vida (1974), Emmanuelle II. La antivirgen (1975), Los unos y los otros (1981) junto a  y Ojos negros (1987) entre las más populares.



Enlace descarga soundtrack (TORRENT): pincha aquí


WORDS AND MUSIC (Canciones)
      En junio de 1978, en un teatro de Londres, se representó por primera vez Evita, el musical de Andrew Lloyd Webber y  , con la participación en el escenario de  como protagonistas.
     Pero no sería hasta casi dos décadas después cuando se produciría su estreno cinematográfico, Evita (1996), de la mano de Madonna, que no paró hasta conseguir el papel, bajo la dirección de Alan Parker y producida por él mismo y . Junto a Madonna, el papel del Che corrió a cargo de  y el de Perón de Jonathan Pryce.




     El papel de la protagonista fue muy codiciado por grandes actrices como Michelle Pfeiffer, , , Meryl Streep,  y  como principales candidatas, pero se lo llevó Madonna, después de una elaborada formación para la interpretación en directo, ya que tenían pensado en un principio hacerlo lo más parecido a una opera-rock tal como se interpreta en un escenario, pero finalmente se optó por la grabación habitual en el pop: la música se grababa sin voz, en una pista de sonido, y luego la intérprete canta sobre ella. Pero este trabajo dio sus frutos con una magnífica interpretación de Madonna que sorprendió a crítica y público y que posiblemente sea su mejor trabajo cinematográfico hasta la fecha.
     El papel de Evita en los escenarios internacionales fue desde su comienzo interpretado por primeras figuras del musical, en España lo interpretó Paloma San Basilio y en Broadway . El papel del Che recayó en  y  respectivamente. Casi nunca ha dejado de representarse, y en diversos idiomas, una de las últmas representaciones fue interpretada por Elena Roger y .
     Su tema principal es Don't Cry for Me, Argentina, que Evita canta desde el balcón de la Casa Rosada tras ganar Perón las elecciones presidenciales y convertirse en Primera Dama de la Argentina. Fue una de las primeras canciones que se crearon, aunque se representa durante la parte central, también se utilizó como leitmotiv del soundtrack. Otra canción resaltable es la de You Must Love Me como el tema de amor, que originalmente no estaba incluido en el libreto de la obra, y que los autores convenieron incluirla en el film. Mi opinión personal es que les hacía falta una canción para presentar a los Oscar y la crearon a propósito, ya que existe la norma de que todas las canciones en competición deben ser creadas originalmente para la película. Cabe destacar que consiguió la preciada estatuilla.
     Actualmente, se está rodando un nuevo film sobre el personaje de Eva Perón, exactamente sobre las vicisitudes de su cadáver, es una coproducción  de Argentina-España-México-Alemania y está protagonizada por Gael García Bernal. Relata la rocambolesca y verídica historia del secuestro y viaje, a través de Europa, del cuerpo de la difunta Evita: "Después de su muerte ocurrida en 1955, secuestran el cadáver durante dos años y lo trasladan en secreto en un barco hasta Milán enterrándola con otro nombre, hasta que por fin es enterrada en 1976 después de infinidad de peripecias políticas e intercambios Montoneros". Pero esto ya es otra historia.
     Andrew Lloyd Webber es un reconocido compositor y productor de musicales de gran éxito comercial, suyas son entre otras: Cats, Starligh Express, El Fantasma de la Ópera, Aspects of Love y Sunset Boulevard. Junto a Tim Rice crearon Joseph and the Amazing Technicolour Dreamcoat, Jesucristo Superstar y Evita. Al cine, aparte de la mencionada Evita, también fueron adaptadas Jesucristo Superstar (1973) y El fantasma de la ópera (2004). Estuvo casado con la cantante y actriz musical . T. Rice es autor de las letras de los musicales, junto a los anteriormente citados hay que destacar su colaboración con Disney, Aladdin (1992) y El rey león (1994).


 LOVE ACTUALLY (Actualidad)
     En esta ocasión voy a comentar uno de esos films en que su música queda relegada a un segundo plano, tomando mayor relieve las canciones que se escuchan a través de todo el metraje, El mayordomo (Lee Daniels' The Butler, 2013) de Lee Daniels.
     La película se centra en la vida del mayordomo jefe de la Casa Blanca durante el mandato de ocho presidentes (1952-1986). Escuchamos a través de sus imágenes una considerada lista de canciones, en su mayor parte de voces negras,  Faye Adams, Dinah Washington, James Brown, Patty Drew, People's Choice, The O'Jays, que se oyen durante esa etapa de la historia de los EEUU. Mención aparte merece una canción de Lenny Kravitz, You And I Ain't Nothin' No More, interpretada por Gladys Knight y realizada para el film. Y alguna que otra de sonido crooner como Ain't That A Kick In The Head del siempre simpático Dean Martin.

     Pero la razón principal de resaltar esta película en este blog, es el descubrimiento de su compositor, Rodrigo Leão. Aunque en esta ocasión tiene poca oportunidad de hacernos conocer su música, ya que es más bien escasa y queda completamente tapada por la cantidad de temas disco que suenan en la película, pero lo poco que se escucha tiene muy buena factura.
     Músico portugués, cofundador del grupo Madredeus, con la inconfundible voz de Teresa Salgueiro, y a los que dejó diez años después para desarrollar una carrera en solitario. Es un artista inspirado en el sonido electrónico y minimalista, compositor de canciones excelentes a cargo de cantantes como Sónia Tavares, Beath Gibbons, Ana Carolina, Neil Hannon o el gran Scott Matthew, escuchados en sus discos Cinema, Songs o Pasión.
     Aparte de El mayordomo, compuso para la televisión portuguesa un documental en el 2007 titulado Portugal, Um Retrato Social con música muy bella con claras influencias morriconianas. Un compositor a seguir en el futuro.



Enlace descarga soundtrack (DD): pincha aquí